Cajabamba recibió a turistas y visitantes para florecer y celebración religiosa en honor a la Santísima Cruz.

El 01 de mayo en Cajabamba, es una fecha que no se puede dejar pasar desapercibida; las familias cajabambina, visitantes y turistas, desde muy temprano en la mañana parten del centro de la ciudad en una caminata de dos horas hasta llegar al caserío de Purupamba, para recibir el florecer y acompañar en el recorrido del traslado de la Santísima Cruz del Barrio Pueblo Nuevo.

La Municipalidad Provincial de Cajabamba, brindó desayunos para todos los participantes de esta costumbre que fortalece la identidad cultural de la provincia. Cuando el sol estaba brillando, todos se animaron y dejaron de lado sus abrigos para empezar a bailar al ritmo de la banda típica, confundiéndose unos con otros en un solo sentir.

 A las 9:00 am, se inició el traslado hacia el caserío de Mitopamba, donde se preparaba el anda con flores silvestres y cultivos de la zona, que serviría para hacer el recorrido hacia su última estación del día.

Después de un largo recorrido se llegó hasta el caserío de Mitopamba, donde permaneció hasta las 2:00 pm. Es en este lugar es donde se viste a la Santísima Cruz, se coloca en el anda y a paso de procesión se inició el traslado en hombros de sus files hasta la capilla del barrio Pueblo Nuevo, donde permanecerá un mes, durante este tiempo recibirá la vista de todos sus devotos quienes elevaran plegarias.

“Estas tradiciones y costumbres es lo que tiene viva la identidad de nuestra provincia de Cajabamba, cada año recibimos a muchos visitantes que disfrutan de las diferentes actividades religiosas de nuestro pueblo”  dijo el responsable de la oficina de turismo de la Municipalidad Provincial de Cajabamba, 

Pasado el mes la Cruz retornará hacia el caserío de Purupamba para ser colocada en su altar y esperar el próximo año, para salir nuevamente en procesión.