HISTORIA

Historia de Cajabamba

La provincia de Cajabamba fue fundada por los frailes de la “Orden de los Ermitaños” del Gran Padre San Agustín, quienes destacados de España por el Rey Carlos V, con el permiso del Papa Paulo III, llegaron a esta región el año de 1533.

Impresionados por el clima delicioso, por el bello panorama donde la exuberante vegetación y los manantiales de cristalinas aguas ofrecían un ambiente propicio para el desarrollo de un poblado; los frailes quedaron extasiados por el imponente cuadro que ofrece la naturaleza, motivo y razón por lo que los tres Juanes: Fray Juan de San Pedro (Maestro Prior), Fray Juan del Canto y Fray Juan Ramírez, se establecieron en la orilla derecha del río Lanla (Río Melodioso).

Como inicio de su misión colonizadora, los frailes reorganizaron las “Huarangas” que eran pequeñas agrupaciones de personas, que se encontraban dispersas y que se reunían solamente con fines de trabajo. Con la reunión de las Huarangas fundaron el pueblo de “San Nicolás de Tolentino de Cajabamba” y construyeron una capilla misional en donde actualmente se encuentra el Cementerio General de Santa Ana. Cuenta la tradición que Simón Bolívar, el Libertador, a su paso por Cajabamba en el año de 1824, la llamó cariñosamente “Gloriabamba” y bailó una salerosa marinera norteña con doña Chepita Ramírez bajo la sombra de un capulí (que aún se conserva en el caserío “La Pampa”).

José de la Mar, le dió a Cajabamba el título de “Villa” (1837). Dos años después, Agustín Gamarra, le otorgó el título de “Siempre fiel ciudad de Cajabamba” y el 2 de enero de 1850 se elevó la región a la categoría de provincia. En 1861 se terminó la construcción de la actual Iglesia Matriz y se realizó la demarcación de la ciudad principal que lleva su mismo nombre.

????????????????????????????????????